Última hora

Estrés, Ansiedad y Depresión “Soluciones”

Mantente conectado

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Follow on YouTube
estrés ansiedad estres, ansiedad y depresión

Estrés, Ansiedad y Depresión ¿Por qué aparecen? Soluciones

 

El estrés aparece cuando surgen situaciones que superan los recursos y las capacidades de las personas, originando la ansiedad, que son unas respuestas emocionales negativas ante esas situaciones.

La crisis económica y especialmente la laboral, que hace la sociedad que tenga una sensación de incertidumbre ante el futuro, origina una serie de emociones y de sentimientos negativos que a veces resultan difícil de controlar.

Incluso las actividades de ocio y placenteras llegan a convertirse en situaciones que producen en nosotros esas emociones.

El ser humano ante una situación de cambio pone en marcha un sistema adaptativo que le permite afrontar las exigencias o demandas que las circunstancias vitales (laborales, familiares, etc.) le plantean. El estrés aparece cuando estas exigencias superan los recursos y la capacidad de adaptación de la persona, originando en ésta una serie de respuestas emocionales negativas y de activación fisiológica. La ansiedad es en este caso, una respuesta negativa ante un estímulo interno (pensamiento, imagen, recuerdo, etc.) y/o externo o ambiental.

En ocasiones las causas que originan el estrés no son en sí mismas negativas, pero sí se convierten en estresores ya que las personas las interpretamos como negativas, como ocurre por ejemplo: un atasco, o unos vecinos que arman mucho ruido y no nos dejan dormir.

Sea cual fuere el caso, lo cierto es que si  el sujeto no logra adaptarse o superar la circunstancia estresante y esta se mantiene en el tiempo se produce una respuesta física y psíquica que en nada favorece la estabilidad y la salud.

A nivel psicológico a la larga puede producir: baja autoestima, bajo estado de ánimo, bruscos cambios emocionales (pasar con facilidad de la alegría a la tristeza o la ira), inquietud, tensión,  olvidos, insomnio, bloquearse mentalmente, etc. También puede llegarse a abusar la bebida, el tabaco o los fármacos y producir otros desórdenes de la conducta.

A nivel físico el organismo se prepara para defenderse de lo que el pensamiento cree es una agresión. Se  activan el sistema central, el periférico y el endocrino;  incrementándose la secreción de hormonas como la adrenalina, noradrenalina y el cortisol. Al mismo tiempo el sistema inmune reduce su actividad, lo cual deja al organismo más indefenso ante las enfermedades.

 

A nivel social y personal puede producir un deterioro en las relaciones: problemas con la pareja, con los hijos, aislamiento social, etc. En el trabajo: disminuye el rendimiento, problemas con jefes y compañeros, etc.

Cuando la situación de estrés se mantiene durante un cierto tiempo y no se produce la adaptación,  la respuesta resultante es la ansiedad. Cuando se mantiene durante un período de tiempo prolongado se agota la capacidad y la energía que se moviliza en la adaptación, aparece entonces la depresión.

 

Es de destacar que lo que para una persona es una situación de estrés, para otra puede ser una situación desafiante y gratificadora. Pongamos como ejemplo el cambio de la residencia a otra ciudad; lo que para una persona puede parecer una oportunidad de ampliar horizontes y vivencias, para otra supone tener que abrirse a gente y a circunstancias desconocidas e inquietantes.

Aquí se puede ver el papel principal que tienen los pensamientos y la interpretación que cada individuo hace de la realidad; por lo que ser consciente de los mismos resulta muy importante si queremos tener el control sobre las circunstancias de nuestra vida y no a la inversa.

Desde la psicoterapia se ofrecen tratamientos para controlar las reacciones fisiológicas del estrés, como son las técnicas de relajación. Y tratamientos cognitivos y conductuales, como son la sustitución de pensamientos negativos por positivos, enseñar técnicas y habilidades para controlar la situación de estrés, el mindfulness, etc.

 

Fuera de la psicología oficial, encontramos otros enfoques de pensamiento filosófico y espiritual, que pretenden liberar al hombre del sufrimiento que le causan las circunstancias vitales. Entre las religiones que tienen este objetivo destaca el budismo, movimientos como la teosofía rosacruz y el Gnosticismo cristiano, y autores como Ounspensky, Samael Aun Weor, Blavatsky, V.M. Rabolú, etc.

Aquí tienen una técnica muy buena para la superación del estrés, ansiedad y depresión:

http://mundointerior.uno/la-muerte-de-nuestros-defectos/

siguenos en:

https://www.facebook.com/mundointerior.uno

 

 

 

 

Comentarios recientes

Deja un comentario.

Translate »